jueves, 14 de julio de 2016

OPINIÓN

Amor. Poderosa palabra y más poderoso lo que expresa.  A veces incomprensible, en otros casos imposible, pero el tan simple hecho de ser nos aferra a sentirlo, a vivirlo y por supuesto a sufrirlo. El amor no solo es la palabra, si no llevarla a cabo en ti y en la persona amada. Muchos creen que el amor es ser felices y tienen razón, pero para poder serlo primero se sufre y se acepta al otro “Yo” que pretende amarte.

Basado en el tiempo y el trascender de la vida humana, desde que se tiene memoria de lo vivido es la razón por la cual se hacen las cosas. La autorrealización del ser mismo se basa en la perfección, pero cómo poder hacerlo sin la imperfección del amor. Ante la vivencia de lo pasado podemos encontrar simples actos de afección con cambios radicales en el futuro; nuestro presente depende de uno de ellos. 

La objetividad del amor recae en el factor externo del sujeto que se expresa como bueno para satisfacer tu idea predispuesta por tus connotaciones, pero lo que hace al amor imperfecto, es la aceptación de aquellos factores que se muestran ajenos a tu vivencia. La aceptación es fundamental para que se permita mostrar los defectos y conocerlos, es imposible llegar a la autorrealización en el otro, sin haber aceptado la tuya. 

El amor duele, pero da sentido a la vida. En el amor se sufre pero se cura la herida, el amor es eterno mientras vivas, el amor es un dúo de almas eternamente conectadas, en el amor se sueña y se tienen pesadillas, el amor es tormenta y un paraíso, el amor es divergencia. El amor es dolor.

El sufrimiento por el cual se vive, se nutre y se expresa el sentimiento tan leal. En un mundo donde todo deja de ser personal para convertirse en colectivo, cuando llegas a la autorrealización en otro dejas de sentir, pensar y actuar por ti, se piensa en dos para tener la libertad de actuar en uno.

Estamos expuestos en un mundo donde la vivencia del amor se expresa por la negociación de la libertad para ser prueba de ello, esto es libertad y depende para hacer lo que te corresponde, eres digno de ser y hacer por ti, para poder hacer y ser por otro.

El acto de valentía que corresponde a la separación del ser propio para entregarse al ser amado, es por mucho el más grande por el cual una persona consiente puede pasar; amar, simple palabra, pero difícil tarea, la cual se sufre día a día, en el subvenir del olvido posible. El amor empieza con el suicidio, ya que dejas de ser y hacer para poder ligar dos almas, aquellas que se expresaran como una a partir del primer momento. Es imposible establecer una idea del ser que esperas amar ya que es repentino y sin padecer. 

El amor es la magia más exacta, es la única que no se espera ni se establece; solo se encuentra.

miércoles, 13 de julio de 2016

ENTREVISTA

LA VIDA VISTA A TRAVÉS DE LOS OJOS DE UN FÍSICO

Por: A. Jocelyn Jaimes Mtz.


Todas las elecciones nos llevan a algún lugar diferente, por lo que debemos hacer lo que nos guste y así no culparnos por las decisiones tomadas. En esta ocasión realice una entrevista al profesor Daniel Valerio Martínez, para conocer un poco más de su vida, que lo motivó a ser un físico y más tarde a transmitirnos sus conocimientos.

P: ¿Cuál fue la razón por la que se interesó en la física?
R: Desde pequeño, siempre me gustó observar las cosas y las conductas de los demás. En quinto año me di cuenta que era bueno para matemáticas y ciencias naturales. Llegando a la secundaria sigo reafirmando lo anterior y un día, viendo un video sobre el funcionamiento del paracaídas, me atrevo a aventarme desde el segundo piso de la casa de mi padre. Obviamente no tenía un paracaídas y lo único que utilicé fue un par de paraguas, lo cual fue suficiente para sentir la adrenalina y decidirme completamente a estudiar la física. Al llegar al quinto semestre de preparatoria, comience a estudiar la teoría de la relatividad de Einstein y eso reafirmó mi interés por estudiar dicha carrera.
P: De joven, ¿pensaba ser profesor?
R: No, mi interés comenzó cuando me encontraba en el último semestre de la maestría, ya que los problemas eran cada vez más complejos. Eran mayores mis sufrimientos que alegrías, por un momento pensé en abandonar todo, pero después me puse a pensar: ¿Cómo puedo compartir toda la información que he acumulado? La respuesta, siendo profesor, sobre todo de preparatoria, ya que los alumnos aún están ávidos de información.
P: ¿Qué es lo que lo motiva a enseñar?
R: Como lo dije anteriormente, compartir parte del conocimiento, pero sobre todo a descubrir el potencial de un alumno(a) y saber que puede superarme en el futuro.
P:  ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?
R: Trabajar con los alumnos,  ayudarlos a descubrir sus talentos. A aquellos que no tienen la habilidad, a superarla con base en la disciplina y la constancia; a aquellos que si la tienen, a potencializarla.
P: ¿Qué es lo que menos le gusta de su trabajo?
R: Tener que trabajar en casa, calificando tareas o actividades extras. (risas)
P: ¿Qué es lo que lo inspiró para tener éste trabajo?
R: Al principio, más que inspiración fue necesidad. Hoy en día, se puede decir que Dios siempre ha guiado mi camino (algunos no creen que creo en Dios) y me siento bendecido por ello.
P: ¿En qué colegio comenzó a dar clases?
R: UNAM, en la Facultad de Ciencias.
P: ¿Cuál es su filosofía con respecto a la enseñanza?
R: Quienes han tomado clases conmigo saben que no me gusta imponer las cosas, me gusta mostrarles los diferentes caminos que pudieran existir y que cada uno elija el que más le convenga, obviamente asumiendo las consecuencias de dicha elección. Basado en lo anterior hay una frase de la Madre Teresa de Calcuta que sería esa filosofía que subyace detrás de mí y que dice lo siguiente:
“Enseñaras a volar, pero no volaran tu vuelo.
Enseñaras a soñar, pero no soñaran tu vuelo.
Enseñaras a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo, en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño,
perdurará siempre la huella del camino enseñado.”

MISIONES 2016



A ti.
Por Cazú GR


Podría escribir sobre mi experiencia en estas misiones 2016, pero todo ha sido repetido tantas veces desde diferentes perspectivas: “Un encuentro con personas maravillosas”, “un encuentro con nosotros mismos”, “una experiencia simplemente ÚNICA” y muchas cosas más.

Pero ahora te hablo a ti, que te tomaste el tiempo de leer está simple nota. Si, a ti, que te interesó por algún motivo esto a lo que le llaman misiones.

Te hago saber que todos tenemos la invitación a ser misioneros en el lugar donde nos encontramos y a ser sensibles para hacer de ese lugar 'nuestra tierra de misión'.

Ya que en nuestra sociedad, en la que transcurre nuestro quehacer diario todavía hay muchas tierras de misión. Porque, 'Tierra de misión' es donde la humanidad sufre y muere porque no existe la fraternidad que Dios quiere entre los hombres. 'Tierra de misión' es ahí donde la miseria y el hambre se sufren en silencio y es ocultada, sofocada por los poderosos. 'Tierra de misión' es donde los indígenas sufren la explotación violenta de los derechos elementales para una vida digna. 'Tierra de misión' es ahí donde la pobreza, la falta de medicina, higiene y alimentación tiene sus víctimas. 'Tierra de misión' es nuestra propia comunidad donde la indiferencia, egoísmo, intereses personales están sobre el amor y la fraternidad.

Es así, como el testimonio y la coherencia con los principios que decimos creer en las áreas en las que nos movemos -familia, Iglesia, Congregación, comunidad, amistades, etc.- es nuestra misión diaria. Porque misión es dar testimonio público de nuestra fe en todo momento, con nuestras palabras y acciones.

Como nos indica el papa Francisco a todos como cristianos: “¡Traigamos a este mundo, a través de nuestro testimonio, con amor, la esperanza donada por la fe!”

Y ahora… ¿Aceptas la misión?

LITERATURA

JÚBILO DE UN ALMA.

Por CARLANGAS VARGAS

Y arde por los cielos éste amor, cual si fuese alegoría, le obsequiaría la de un Fénix, pues a mi sentir insignificante, no quiero que muera jamás.
Conformado por un ser maravilloso, aquel que en un abismo construyó la plataforma mejor forjada y con bases de honestidad y sonrisas, aquellas que no haría ni la  más famosa constructora; robó mi corazón como un ladrón fugaz y astuto, logró persuadir un ideal completamente distinto al que en la actualidad permanece, aquel ser, a quien mis pupilas deleitan por instantes, los cuales se convierten en una eternidad, pues almas tan bellas, las pupilas del corazón, no pueden dejar de admirar.
Mereces un galardonado duquesa de mi vida, un Oscar y un Novel  al ser más bondadoso, admirable y tenaz que conozco; Te quiero en éste instante, en los siguientes mil, y los que sean necesarios para saciar nuestro amor inconfundible, no obstante, existe un destino fugaz, el cual moldearemos día a día con nuestras almas de artesanos enamorados, éstas almas que arden por el fervor de un destino alucinante , que trae consigo infinidad de momentos, buenos y malos, pero al final, momentos que tu ser junto con el mío compartirán.  Quiero que la lealtad sea un hábito veraz que practiquemos día a día de lo que resta en nuestro precioso sendero.
Conforme pasa el tiempo y la vida, nuestras almas buscan quien las llene de felicidad y de fuerza, ya no se busca físico, lo cual es un plus, si no, se buscan almas respetables y sinceras, y para ser preciso: almas como la tuya reina de mis pensamientos, que tengan el poder de persuadir sentimientos, como lo hace la tuya conmigo, que puedan hacer al corazón escribir letras que fulguran  lo más puro de una persona.
Eh mencionado alguna vez que la luz de una estrella es inconmensurable y hoy, frente a éste papel con tinta de amor, te digo: “No hay luz más inmensa, que la que tus ojos reflejan sobre los míos, aquella que dejaría perplejo a cualquier ser que tuviese sed de un alma tan CELESTIAL como la tuya, divina emperatriz”.

  V.V.J.C